jueves, 29 de noviembre de 2012

[Artículo] Una reflexión personal sobre la asamblea regional de Izquierda Unida de Extremadura

Era una buena idea porque era un buen compromiso. Pero si el compromiso no se cumplía, dejaba de ser una buena idea, y por tanto debía ser abandonada. El desastre no fue darle una oportunidad a Monago de demostrar que decía la verdad, el desastre fue no retirársela cuando descubrimos que mentía. Y sobre todo, el desastre, el desastre y la vergüenza, es permanecer ahí, inexplicablemente, desde entonces.

Seguir leyendo en Rebelión