martes, 15 de marzo de 2011

Frente a la nueva economía de las cañoneras. Sobre los ataques financieros contra España y la querella contra las agencias de calificación

Para mejorar sus perspectivas de la situación económica, las agencias hacen recomendaciones en materia de políticas públicas que, con la capacidad inversora de sus clientes como amenazante respaldo, se convierten en órdenes que los Estados deben acatar, si no quieren verse obligados a pagar un interés exorbitante por su endeudamiento y acabar, como de hecho ya están los países más débiles de la zona euro, al borde de la quiebra. ¿Y qué recomendaciones son esas? Siempre las mismas, y siempre coincidentes con las de la patronal y la intelectualidad neoliberal: privatizar empresas y servicios públicos, recortar sueldos y pensiones, precarizar el empleo, abaratar el despido... Habiendo sido incentivadas por los poderes públicos en los años 70 como un factor de transparencia y estabilidad del sistema financiero, las agencias de calificación se han convertido en fuente de desinformación e inestabilidad financiera y, por añadidura, herramienta de choque contra la capacidad regulatoria de los Estados.

Seguir leyendo en Kaos en la Red

Seguir leyendo en ATTAC-Mallorca

Seguir leyendo en ATTAC-España