lunes, 28 de febrero de 2011

El método Freamon. Sobre la crisis capitalista como trama criminal

Empleando el método del detective Freamon, siguiendo el rastro del dinero y acumulando y encajando raspaduras, la presunta crisis va desvelando la hilatura de su enrevesada urdimbre: el expolio generalizado del bienestar colectivo a beneficio de una selecta, poderosa e impune clase corporativa. Una clase trasversal que reúne a príncipes del crimen, empresarios, comunicadores, políticos y otros profesionales del poder en torno a una serie de palpables intereses compartidos, sobre ese escenario tortuoso de mentiras, cieno, humo y espejos que es la Baltimore de Avon Barksdale, Russell Stringer Bell, Marlo Stanfield, Maurice Levy, Clay Davis... o la España de Francisco Camps, Carlos Fabra, Jaume Matas, Francisco Hernández El Pocero, Francisco Correa, Gerardo Díaz Ferrán, Luís Bárcenas, José María del Nido, Félix Millet, Bartomeu Muñoz, Lluís Prenafeta, Maria Antònia Munar,... La España que una ardilla podría recorrer de punta a punta saltando de un sumario de corrupción al siguiente: Gürtel, Mercasevilla, Palau, Malaya, Astapa, Poniente, Avispa, Palma Arena, Ballena Blanca, Delfín, Andratx, Arcos, Orquesta, Brugal, Bonsai, Segovia 21, Estepona, El Ejido, Voltor, ... y un etcétera interminable, mayoritariamente relacionados con la especulación urbanística y con un multitudinario reparto -tan al estilo narrativo coral de The Wire- de imputados...

Seguir leyendo en Kaos en la Red

Seguir leyendo en Rebelión