lunes, 22 de noviembre de 2010

[Entrevistas] Roger Senserrich, politólogo

 
"No creo que el Tea Party sea nada nuevo –son los herederos de la tradición “intelectual”, por llamarla de algún modo, de la John Birch Society de los años sesenta, sólo que más ruidosos. La gran diferencia, si acaso, es que en los sesenta los birchers fueron sacados a patadas del Partido Republicano, ya que el establishment los veía como locos inaceptables, mientras que ahora el establishment utiliza a los tea parties para apelar al populismo [...]. La derecha americana en los últimos años se ha radicalizado muchísimo, ciertamente. Ronald Reagan, el santo patrón del Partido Republicano en los últimos años, sería ahora inaceptablemente moderado. El hombre subió los impuestos varias veces, por Dios. Incluso pacto con políticos demócratas. Ningún candidato republicano con ese historial sobreviviría unas primarias hoy en día. Estamos ante un partido que cree sinceramente que Bush fracasó como presidente porque fue demasiado moderado. No es precisamente tranquilizador".

Seguir leyendo en
Rebelión

Ver blog de Roger Senserrich