miércoles, 21 de octubre de 2009

[Entrevistas] Pedro Escobar, coordinador regional de IU-Extremadura

 
"Este monolitismo político sin alternancia ha creado efectivamente unas redes clientelares y de dependencias que han llegado a dar a algunos los datos suficientes para hablar del “régimen extremeño”, o lo que nosotros en nuestros documentos llamamos “modelo extremeño”, caracterizado por el neocaciquismo. En este nuevo tipo de caciquismo ya no es el terrateniente el que controla la vida local, sino los alcaldes eternos, diputados y demás cargos políticos de los que dependen empleos, subvenciones, inversiones... El ejercicio del poder de forma absoluta y continuada por parte de un partido, como ha sucedido con el PSOE en Extremadura, produce esa red de dependencias y agradecimientos que frena el desarrollo político y social de una región. Extremadura, por voluntad propia, por inercia, por conservadurismo, por miedo al cambio, por aquello del “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”, viene reiteradamente dando la mayoría en las urnas a los socialistas. Sobre todo en los pueblos, donde la dependencia y el control que ejercen los alcaldes es mucho mas fuerte. En las grandes ciudades, donde el voto goza de un mayor anonimato, la presión del neocaciquismo institucional se diluye. Y por eso, aunque aún no peligra la hegemonía del PSOE a escala regional, en las pasadas elecciones europeas el PP ganó en los 17 núcleos de población mas importantes de la región".

Seguir leyendo en Rebelión o Tercera Información