martes, 19 de mayo de 2009

Urnas de castigo. Nota sobre las elecciones europeas del 7-J

Persiste el estancamiento de Izquierda Unida por debajo del 5% en las encuestas, y como los votos que pierde la socialdemocracia por la izquierda se vierten mayoritariamente a la abstención. ¿Por qué? Sólo hace falta echar un vistazo al interminable listado de candidaturas de izquierda presentadas ante la Junta Electoral para comprenderlo: Izquierda Unida, Izquierda Anticapitalista, Iniciativa Internacionalista, Partido Comunista de los Pueblos de España, diversos partidos verdes y nacionalismos progresistas... Sin duda es cierto que esas diferencias ideológicas y organizativas que justifican la existencia de todas estas organizaciones a la izquierda del PSOE son legítimas y sustantivas. Tan cierto como que su creciente electorado potencial va a castigarlas a todas por igual por no haber sabido, podido o querido estar a la altura de las circunstancias, componiendo (mano a mano con los movimientos sociales, con el sindicalismo combativo, con los medios y la cultura independientes...) un programa de mínimos irrenunciables compartidos, una única lista electoral capaz de resquebrajar el endemoniado consenso del neoliberalismo, una decisiva tercera fuerza política de ámbito europeo, juramentada en torno al inexcusable imperativo político y moral de poner en primer plano, en este dramático pasaje histórico, la voz de los de abajo, de los explotados, de los expoliados, de los desempleados, de los precarios, de los insolventes, de los endeudados, de los desalojados, de los humillados, de los vejados, de los excluídos...

Seguir leyendo en Kaos en la Red

Seguir leyendo en Rebelión