viernes, 13 de febrero de 2009

Hacer de lo público un terreno de conflicto decisivo. Servicios públicos y crisis económica

Esta es la inmoral desfachatez que se oculta bajo la expresión "rescate público del sector financiero". "Rescate" quiere decir inyectar cantidades astronómicas de dinero público, o sea, de dinero de todos, en los bolsillos de unos señores que ganan un poco menos que antes, pero que siguen ganando muchísimo. Un dinero de todos que ya no va a estar ahí para lo que realmente hace falta en tiempos difíciles: para garantizar la aplicación material de los derechos sociales fundamentales, cuando son cada día más, muchísimos más, los ciudadanos desprotegidos, aquellos que no pueden pagar un médico o un colegio privado, aquellos que tienen que vivir de un subsidio de desempleo, una prestación asistencial o una pensión no contributiva, aquellos que tienen que coger un autobús urbano para ir a trabajar (si es que todavía tiene trabajo), aquellos que para vivir bajo techo necesitan una ayuda de alquiler o una vivienda de protección oficial...

Seguir leyendo en Kaos en la Red