lunes, 22 de septiembre de 2008

Extremadura en 10 preguntas. Mis respuestas al cuestionario de Kaosextremadura.net

Vivimos tiempos interesantes, en los planos global, estatal y regional, que se entrelazan irremisiblemente. Tras los ciclos de protesta tan desterritorializados de la "antiglobalización" y el "no a la guerra", el reto de los movimientos ahora es el inverso, enraizarse en el territorio y recomponer las luchas globales desde una acción y una identidad fuertemente locales: es lo que están haciendo la PCRN, Térmicas No... En Almaraz y Mérida se ha visualizado la persistencia y la pluralidad de los movimientos extremeños, pero se ha echado en falta una mayor participación. El reto del movimiento extremeño ahora es adquirir el rango multitudinario que tuvieron Nunca Máis en Galiza o la contestación al Plan Hidrológico Nacional en Aragón. Hay que llevar a los 40.000 alegadores a la refinería a las puertas de la Asamblea. Una manifestación de esas características supondría un vuelco radical en la correlación de fuerzas sobre el mapa sociopolítico de la región, como ocurrió con la gran marcha contra Valdecaballeros de Villanueva de la Serena en el verano de 1979. Creo que ese debería ser el objetivo prioritario en los próximos meses.

Seguir leyendo en Kaos en la Red