miércoles, 13 de agosto de 2008

Tirarse al río con una piedra atada al cuello. Sobre el PSOE extremeño y la refinería de Tierra de Barros

Puedo confiar en la desinformada buena fe de un padre de familia de Villafranca, preocupado porque sus hijos tengan algúna expectativa laboral que no pase por la inmigración forzosa o el infra-empleo estacional. Pero ya no hay lugar para dar crédito a la buena fe de un responsable político que, con toda la información económica y medioambiental a su disposición, siga apoyando el proyecto. Hoy, quien hable de la refinería y la convierta en sinónimo de rentabilidad, de empleo, de desarrollo, de seguridad, de sostenibilidad, miente. Y sabe que miente. Pero, ¿por qué?

Seguir leyendo en Kaos en la Red