lunes, 23 de junio de 2008

[Varia] Campaña para evitar la extradición de los refugiados políticos italianos

La refugiada italiana Marina Petrella lleva ocho meses encarcelada en la prisión parisina de Fresnes a la espera de una decisión del Gobierno francés sobre su suerte. Su caso refleja el de cientos de militantes políticos italianos que desde principios de los ‘80 encontraron refugio en territorio francés pero que ahora pueden ser extraditados por acusaciones de hace 20 años. Petrella fue detenida el 21 de agosto de 2007 al ir a la comisaría de su barrio para arreglar una formalidad : tenía pendiente una demanda de extradición de Italia. Esta demanda se remontaba a los ‘90, pero había sido reactivada en 2004. En 1982 ya había sido detenida en Italia y pasado ocho años en una cárcel. Superado el plazo legal de prisión preventiva, quedó en libertad provisional hasta que, en 1993, los tribunales italianos, todavía bajo el peso de ‘los años de plomo’, la condenaron a cadena perpetua. Había sido acusada de haber participado en todas las acciones del grupo armado Brigadas Rojas entre 1979 y 1982. Petrella abandonó entonces Italia para refugiarse en Francia, donde encontró refugio al amparo de una política ya estable de acogida de los ‘refugiados’ italianos.
 
 
Solidaridad con Marina Petrella: http://www.paroledonnee.info/