martes, 8 de enero de 2008

La guitarrita. Sobre religión y política en España

Hay poco que censurar en que la Iglesia convoque actos políticos, en plena pre-campaña electoral y en evidente sintonía con uno de los partidos concurrentes. Esa es decisión de la Iglesia y de sus fieles, y allá ellos con sus decisiones. Lo que si puede y debe censurarse es que en ese acto se mintiese tanto y tan desaforadamente, y que se mintiese para desencadenar el miedo y crispar la convivencia entre los ciudadanos, fines nefastos que sin duda merecen idéntica reprobación desde el punto de vista de la moral cristiana, como desde los más elementales principios de la democracia política. Principios estos últimos que la alta jerarquía de la Iglesia española dice suscribir, aunque la realidad apunte obstinadamente en sentido contrario.

Seguir leyendo en Kaosenlared.